kritiken hemeroteka

6.908 kritika

Azken kritikak

« | »

Barne-Muinetan / Orixe / Itxaropena, 1934

Barne Muinetan L. Ayanbe / El Día, 1934-05-17

Poesía religiosa II

Después de la sentida dedicatoria al inolvidable Xabier de Lizardi, que es todo un [...] al Infinito, principia el tomito de Orixe con el tríptico “IANKOAREN BEGIERA”, en que considera la presencia de Dios: en todas las criaturas, en el S. Sacramento, en las almas justas por la inhabitación del Espíritu Santo. Ya dejamos citada antes, la impresionante frase: “¡AU NAUZU ZAITEZ ERRUKI!”, a la que siguen apelaciones a la misericordia divina, formando un a modo de calco del Miserere.

Nos adelantamos, también en el primer artículo a transcribir estrofas de “ALDAREAN”, regalo de exquisitez muy propio para las almas eucarísticas.

En la tercera parte del tríptico se expone el motivo más repetido del autor, como el deseo de escuchar esa música interior de los clamores del Espíritu Santo, cuyo templo son las almas:

“Arnas sainduak gaitu
Bestetara goaz ta
gu iauretxe bizi;
Iauna an naiz ikusi,
geurongan dugu, ta gu
begira asmatzen ez ta
geuregandi igesi, aietan gu nasi.”

“BENDECID LUZ AL SEÑOR” que viene a continuación, es una poesía de carácter más didáctico, pero sin que esté ausente la parte afectiva. Se cantan en ella las excelencias de la luz natural de la razón, que es suficiente para conocer a Dios; pero se reconoce que hace falta otra luz superior para conocerle más distíntamente. La voluntad potencia ciega habla, deseando buscar un lazarillo por esas vías superiores en donde no le puede guiar la razón. Lo encuentra y se felicita:

“Andre Sinismen zure nauzu ta ez al zakit aspertuko.
lotu ditzagun esku ok Zuk nadukazun beti oleska
bi burni mutur elkar urtuak Iaungoikoaren atetan;
diran baino estuago. beretzat egin nindun ezkero
Senide bain geiago zaitut, nola ni utzi ilunbetan?”

Se despide con un canto de agradecimiento a la fe:

“Agur, Fede, lurrean Itzak beude, Iaunagan
nuen itsu-mutil; naimena zadan bil
zuri esker leizean Au baita argi betiko:
ez nun egin amil. Ontan nadin murgil.”

A seguido de la luz, son las tinieblas las que bendicen al Señor: “Benedicte et Tenebrae Domino”.

Es tal vez el tríptico más hermoso por su tercera parte, en que describe admirablemente la transformación de la nada humana en Dios.

Au azi-ala ni itzaliko naiz. Utsera biur bearraÂUts au orde, zerbait al da? Utsa naiz, baina len uts izanikÂPekatu. Beste zerbait al nintza ezin nator utsagora.

No cabe mayor rotundidad y popularidad en los versos, dificil de adquirir en esta índole de ideas. “Bendigamos al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo” es el título de la siguiente composición, nutrida de palabras del Evangelio y de otros parajes de la Sagrada Escritura.

De ella entresacamos esta sencilla y precisa definición del verbo hecho carne:

Bide, Egi ta Bizitza,
Artzai eta Maisu,
noiz buka neza Zutaz
luza bear banu?

Son los sencillos y humildes alcanzarán la plenitud de las verdades evangélicas:

“Ikasi, ez-ikasi,
Oinetan nadukazu.
Oro gera berdin,
itz denak ikasmin:
“Berri” ori ikasteko
ixil entzun ditzadan.
Xume bear egin,
Marta’ren aizpâkin.

Da fin a “BARNE MUINETAN” el tríptico “LURREKO IRUTASUNA”. Trinidad terrena, en sus tres personas: IESU, MARI ta IOSE. Se pide en la primera que hable el mismo Jesucristo. Palabra verdadera, la única que impresiona, porque EL entra entero en el alma:

“Irudi bat buruan;
Zure mintzo ori bakar,
bera mingañean?
Egi zinezkoa;
bera sartzen ote da
ez da gauzen irudi;
besteren barnean?
or zatoz osoa,
gezurretan, naiz egi-itz,
Iainko; orrek lotzen du
billa aleginean zuzenik
gogoa, aldiz oi digu.
Mintza zakit Zeronez;
utsegin bidean! entzutera noa.

De las estrofas seis a las diez se expone la dificultad que hay en toda otra palabra leída o pronunciada llegue fiel por los oídos hasta el espíritu. Es un trozo bien difícil de versificar en cualquier lengua y que “Orixe” salva con soltura y concisión insuperables.

No podía faltar en la colección el tema mariano tratado con la sencilla y originalidad que el lector juzgará a continuación:

“Iankoaren Ama ta Iaunagandiko grazi
Iaunaren mirabe guzien urbide,
—etxe doatsu ontan niretzat orde, minen
nagusi nor ote?—, Ama, batez ere!

y tiene al final este acento de ternura filial registro éste que con tanta parquedad emplea nuestro gran poeta.

Cierra la serie el canto a José el patriarca. Trayendo a colación algunas comparaciones del apóstol Santiago y otros símiles de su propia invención, entona un himno a la virtud del silencio y de la obediencia:

Isil nadin; nagoan
Ez zadan itz garratzik
nerekin paketan,
mingain ta lumetan,
Beti-Itz isil orrekin
Iaun au ezti daukadan
iardun gozoetan,
ni barne-muinetan.

magnífica estrofa final del breviario poético, religioso y vasco que nos ofrece el preclaro ingenio de Nicolás Ormaetxea “Orixe”.

Pocas palabras más vamos a añadir al comentario de “BARNE MUINETAN” omitiendo aquellas que atañen a las particularidades de la escuela poética de “Orixe” y que alargarían este artículo. La impresión de conjunto que su lectura produce, aparte del resultado apologético perseguido por su autor, es la de serenidad y gracia. La misma impresión que deja en el espíritu la audición de una obra de Bach.

Faltan a “BARNE MUINETAN” imágenes fulgurantes, tonos apasionados y ciertos efectos preciosistas que la combinación de metro y rima produce, y de los que no sabe prescindir el gusto estragado de la época.

“Orixe” huye deliberadamente de la declamación de sonsonete, logrando con la mayor sencillez la elevación y grandeza que el sujeto tratado merece. Prepondera en su obra, como apunta bien el crítico P. Estefanía, el elemento discursivo más que el intuitivo. Y si aparentemente da la sensación de, un si es no de sequedad, se descubre en ella, a poco que se ahonde una fragancia y armonía que nace de su natural expresión e ingenuidad. Son los caracteres de la verdadera Poesía que según Fray Luis de León “la inspiró Dios en los ánimos de los hombres para con el conocimiento y espíritu de ella, levantarnos al cielo de donde ella procede, porque poesía no es sino una comunicación de aliento celestial y divino”.

Yendo a otro orden de consideraciones tal vez se suscitará la discusión sobre si el Euskera de “BARNE MUINETAN” es fácil o difícil, tema que con tanta confusión se presenta por algunos.

Podemos afirmar que todos los que posean un mediano conocimiento de nuestra lengua saborearán este librito de poesías que vienen acompañadas de su traducción castellana, con fin más bien pedagógico que exegético o interpretativo.

Todo esto me trae reminiscencia del gran renacentista castellano antes citado. El autor de los “NOMBRES DE CRISTO” tuvo que justificar en su tiempo el empleo de la lengua castellana para tratar de temas elevados, intento que calificaban de atrevido y hasta de herético. De él son estas palabras: “nuestra lengua recibe bien todo lo que se le encomienda y que no es dura y pobre como algunos dicen, sino de cera abundante y blanda para los que la saben tratar”. Podemos aplicarlas a la lengua vasca. Lo ha demostrado plenamente “Orixe” con “BARNE MUINETAN”. A nosotros corresponde ahora acoger su obra con entusiasmo; leerla y propagarla con fervor aprovechando sus enseñanzas, pues este librito ha de marcar un gran avance en el perfeccionamiento espiritual y literario vasco.

Azken kritikak

Elurra ikusi dut
Xabier Lete

Peru Iparragirre

Kaliforniatik bihotzez
Joseba Gabilondo

Aritz Galarraga

Haizeari begira
Jon Ariza de Miguel

Ibon Egaña

Bihotz handiegia
Eider Rodriguez

Javier Rojo

Begoñaren itzalpean
Jose Inazio Basterretxea

Mikel Asurmendi

Gu orduko hauek
Garazi Arrula Ruiz

Aiora Sampedro

Bihotz handiegia
Eider Rodriguez

Joannes Jauregi

Bihotz handiegia
Eider Rodriguez

Estibalitz Ezkerra

Barbaroak baratzean
Luis Garde

Javier Rojo

Barbaroak baratzean
Luis Garde

Peru Iparragirre

Jenisjoplin
Uxue Alberdi

Amaia Alvarez Uria

Itzulera
Martin Bidaur

Hasier Rekondo

Ametsondoa
Peru Magdalena

Javier Rojo

Jenisjoplin
Uxue Alberdi

Mikel Asurmendi

Artxiboa

Abendua 2017

Azaroa 2017

Urria 2017

Iraila 2017

Abuztua 2017

Uztaila 2017

Ekaina 2017

Maiatza 2017

Apirila 2017

Martxoa 2017

Otsaila 2017

Urtarrila 2017

Hedabideak