kritiken hemeroteka

7.335 kritika

Azken kritikak

« | »

Barne-Muinetan / Orixe / Itxaropena, 1934

Barne Muinetan L. Ayanbe / El Día, 1934-05-16

Poesía religiosa

Entre la variada producción literaria vasca que nos va madurando este año de gracia de 1934, acaba de salir de las prensas de la editorial “Itxaropena” de Zarauz un librito llamado a tener extraordinaria resonancia. Este pequeño volumen que ni por su tamaño, ni por la materia de que trata pudiera parecer propicio a alcanzar justa fama, va a ocupar, no obstante, un lugar privilegiado en las bibliotecas de los euskaltzales, de los sacerdotes y de todas las personas cultas y de sensibilidad artística refinada que han de leerlo con deleitación.

“BARNE MUINETAN”, es el título del librito que contiene distribuidas en seis trípticos de 18 poesías religiosas euskéricas de Nicolás Ormaetxea “Orixe” con su correspondiente traducción castellana.

Su nombre (En las médulas de mi interior) algo de dificil equivalencia en castellano define bien el sentido de la obra poético-religiosa de Ormaetxea, admirable en profundidad y expresión.

Conociendo la seria formación religiosa y literaria de “Orixe” no es preciso añadir que su obra nada tiene que ver con cierto género de literatura piadosa al uso. BARNE MUINETAN es al contrario una colección poética de la más recia contextura formal y religiosa.

Con razón no quiere que se le confunda con el pietismo ni con el género místico.

En opinión del P. Estefanía se trata de “poesía religiosa genuina, sólidamente espiritual y originalísima, en que la hondura, la elevación y la sencillez son al mismo tiempo el fruto y la proyección de un temperamento armoniosamente clásico, y de un alma y de un corazón fervorosamente cristiano”.

Muy poderosas influencias ha debido sentir “Orixe” de suyo tan recatado, para dedicarse a publicar estas confesiones íntimas de creyente y de poeta. Las encontrará el lector en el sabroso prólogo compuesto, en su mayor parte con retazos de las cartas que le dirigiera aquel su gran amigo y nuestro “Xabier de Lizardi”.

Dice así uno de los fragmentos: “Olerki oiek nere iritzirako giar-giarrak dituzu ta biotz-indar bikain batek eragiñak. Ori da egiazki gure mintzo gaxo au gorentzea”. Las valiosas apreciaciones y superior estimación que las poesías de “Orixe” merecían a Lizardi, y el certero y encomiástico juicio crítico que de las mismas hace, a guisa de preámbulo, un crítico tan ilustre y ponderado como el P. Estefanía profesor de Literatura, explican la aparición de BARNE MUINETAN, concreción de un temperamento lírico y de un artífice de las letras vascas.

A la verdad que BARNE MUINETAN no ha de menester nuevos encarecimientos para presentarse el juicio y fruición de los lectores. Séame permitido a pesar de ello, hilvanar un comentario periodístico decendiendo al nivel de los no versados en las ciencias religiosas y poéticas. A “Orixe” se le conoce en el País como folk-lorista insigne, conocedor como pocos de la literatura popular; además de gramático y euskerista consumado. La media de su valor nos la ha dado hasta ahora con sus traducciones de himnos litúrgicos, de Mireio, del Lazarillo de Tormes, de capítulos del Quijote, amén de su labor original en conferencias, prólogos e infinidad de artículos en revistas y periódicos. Es de señalar su popular y diáfana historia SANTA KRUZ APAIZA, obra de fácil y amena lectura, si alguna, y que no es comprensible haya sido omitida por Altube en su reciente libro al mencionar otros modelos no tan meritorios. En este género popular, esperamos que “Orixe” dé pronto cima al poema “Euskalerria”, magnifica visión en quince nutridísimos cantos de lo más característico de la vida de nuestro pueblo, con toda la riquísima gama de sus juegos, deportes, labores, narraciones y leyendas. A juzgar por lo que lleva escrito en dos años de trabajo el poema será digno de su autor y fiel reflejo del tesoro artístico ignorado que las generaciones de Euskalerria han elaborado a traves de los siglos.

A esa razón pertenece Ormaetxea fiel hijo de su tierra, que lo mismo versifica, que siega hierba en los prados o baila el ingurutxo en las romerías. El “Orixe” lírico se revela a las gentes en BARNE MUINETAN. El mismo exclama en la poesía “Iainkoarren begiera”. ¡Au nauzu! ¡Soy éste que me ves! Este acento de sincera emoción culmina en la invocación al Santísimo Sacramento de “ALDAREAN”:

“Begira daukat, begira nauka
Nago ni Argan, bego neregan
Indar benaza, so dagiodan
Sutu goritu bekit biotz au
“Esker Onari” esker emanaz.
Begira daukat. Nautan begira”.

(Le tengo mirándome, me tiene mirándole. Esté yo en El: Esté El en mí: robustézcame para que le mire. Abráseme este corazón dando gracias a la “BUENA GRACIA”).

Bellísimas estrofas que en euskera alcanzan una elegancia y sobriedad tal que no admite comparación con la traducción castellana más recargada de partículas complementarias que entorpecen la oración.

“BARNE MUINETAN” abunda en expresiones felices y genuinamente vascas y entronca con las obras que se han producido en los siglos de oro de las literaturas. Afortunadamente, la nuestra, tiene en “Orixe” al humanista y guía providencial que no falta en el resurgimiento de los pueblos.

Clásico a la vez que indígena, no encontrará en su obra, el preceptista y académico mondragonés arriba citado aquel divorcio entre el lenguaje del pueblo y la literatura escrita, fenómeno más acentuado en (razonamientos) renacimientos literarios de otros pueblos.

“Orixe” muy de Cambridge por el gusto y la formación humanística, admirador de Milton, es enteramente de Oreja, de Huici, de toda Euskalerria por su médula, por sus afectos e idiosincrasia.

Veremos, pues de comentar en otro artículo esta nueva obra poética y a excepción de la poesía “Jainkogan bat” ya publicada y galardonada por la Sociedad “Euskeltzaleak” composición sublime que al decir de un crítico contiene “pensamientos trascendentales y subidas expresiones teológicas”.

Así es, también “BARNE MUINETAN”, como lo verá el benévolo lector que quiera seguirme en este estudio.

Azken kritikak

Jamaikako neska
Joxemari Iturralde

Aiora Sampedro

Bihotza nora, zu hara
Susanna Tamaro

Joannes Jauregi

Atzerrian
Nerea Balda

Ibon Egaña

Urtaroak eta zeinuak
Jon Gerediaga

Javier Rojo

Idazleen gorputzak
Eider Rodriguez

Amaia Alvarez Uria

Ez dadila eguzkia sartu
Martin Etxeberria / Xabier Etxeberria

Amaia Serrano Mariezkurrena

Hariak
Yoseba Peña

Igor Elordui Etxebarria

Hezurren erretura
Miren Agur Meabe

Javier Rojo

Hezurren erretura
Miren Agur Meabe

Txema Arinas

Lerro etena (2004-2018)
Angel Erro

Javier Rojo

Kontrako eztarritik
Uxue Alberdi

Sustrai Colina

Jamaikako neska
Joxemari Iturralde

Javier Rojo

Mari-mutil handi baten bluesa
Leslie Feinberg

Onintza Irureta Azkune

Idazleen gorputzak
Eider Rodriguez

Javier Rojo

Artxiboa

Iraila 2019

Abuztua 2019

Uztaila 2019

Ekaina 2019

Maiatza 2019

Apirila 2019

Martxoa 2019

Otsaila 2019

Urtarrila 2019

Abendua 2018

Azaroa 2018

Urria 2018

Hedabideak