kritiken hemeroteka

7.544 kritika

Azken kritikak

« | »

Biotz begietan / Xabier Lizardi / Verdes Atxirika, 1932

Un gran poeta vasco Luis de Jauregi / El Día, 1932-06-08

Fruto de un maduro ingenio literario es este libro de poesías que acaba de dar a luz pública nuestro dilecto amigo Lizardi. Manjar en verdad sabroso para las almas capaces de gustar la belleza poética. No se ha escrito este libro para el vulgo, ni para aquellas personas, cultas en diversas disciplinas del saber, pero reacias a percibir las vibraciones íntimas de la poesía, ni tampoco para los literatos, aferrados a ciertos usuales cauces de expresión, siempre dispuestos a anatemizar a cuantos no se muevan en la reducida órbita de sus particulares apreciaciones lingüísticas o gustos literarios.

Este libro de vanguardia, grito de un corazón de juvenil empuje, nacido entre ansias de superación y vivos anhelos de abrir nuevos horizontes a nuestra balbuceante poesía. Por esto, y por los numerosos aciertos que el libro contiene, solo plácemes merece su autor. Porque entiendo que las audacias innovadoras, en la poesía, como en el arte en general, lejos de perjudicar, benefician grandemente, por lo mismo que al romper antiguas rutinas y crear nuevos moldes artísticos, dejan sedimentos de bellas iniciativas, que, más tarde o más temprano, llegan a florecer en el campo del arte con general aplauso. En este sentido paréceme no solo conveniente, sino necesaria la publicación de este libro en el momento actual de nuestro renacimiento literario. Porque en él se indica un nuevo género de expresión poétca, que seguido con pradencia, ha de contribuir, a mi juicio, al acrecentamiento del valor de nuestro caudal poético.

No es de creer que todos nuestros poetas se decidan a lanzarse sin reserva, por la ruta abierta por Lizardi, ni me parece conveniente. Sería divorciarse de una gran masa de lectores aficionados a la poesía de fácil comprensión, hoy por hoy imposibilitada a seguir los altos vuelos de tan encumbrada dicción poética. Desgraciadamente hay muy pocos lectores entre nosotros capaces de extraer el néctar delicioso que en estos versos se encierra, sin verse precisados a acudir casi de contínuo al diccionario o la traducción castellana que les acompaña. Es un salto tan gigantesco el que este libro representa en el momento actual de nuestra literatura, que su gesto artístico dificilmente será apreciado cual merece por la generación actual de los aficionados a nuestras letras, aunque abrigo la convicción íntima de que su publicación ha de quedar grabada con áureos caracteres en las páginas de nuestra historia literaria.

No puede negarse que, aun para muchos de nuestros literatos, son de muy difícil comprensión algunos conceptos poéticos que este libro contiene. A veces por la excesiva concisión de la frase, consecuencia premeditada del autor por encerrar el mayor número de ideas en la menor cantidad posible de palabras, empresa de por sí expuesta al riesgo de caer en el defecto aludido; otras por el uso casi contínuo de palabras y giros de lenguaje, de rancio abolengo vasco, pero hoy en desuso en el marco actual de nuestra literatura; y no pocas veces, por la alteza misma de las ideas poéticas y de la profundidad de los pensamientos, jamás expresados hasta ahora en nuestro viejo idioma.

Ello en nada amengua el mérito del libro, antes lo acrecienta. Salir de los caminos trillados hasta el presente por nuestros más o menos afortunados poetas para adentrarse con ánimo esforzado en las vías laberínticas del arte poético y conseguir iluminarlas con la antorcha de la originalidad artística, es mérito reservado a los grandes ingenios poéticos. Tal vez se nos muestra el autor de este áureo florilegio poético. Poeta de altos vuelos y de marcada originalidad. Esta originalidad campea a través de casi todas las páginas del libro, no solo en la factura irrepochable de nuevos moldes de versificación, inventados por el autor, sino también en la expresión soberanamente vasca del sentimiento lírico, unida a una excepcional potencia de concisión para describir liricamente las maravillas del paisaje. Esta nota de altísima inspiración y profundamente humana, suena más o menos perceptible en todas las poesías, pero singularmente en las dedicadas a cantar las cuatro estaciones del año. Es en ellas donde, a mi humilde entender, se nos muestra Lizardi en el apogeo de su creacióm artística y nos revela la nota característica e individual más acentuada de su maduro talento poético, que es una disposición de alma aptísima para ser imporesionada por las bellezas del mundo exterior, y un profundo sentir dse las maravillas de la naturaleza y asombroso dominio del idioma para cantarlas en calor lírico y bello colorido de imágenes brillantes.

Su poesía descriptiva no es una mera pintura del paisaje; Lizardi describe de un modo reflejo lo que la pintura pinta de una manera más discreta. Describe líricamente; más que pintar, canta; canta la impresión, el sentimiento y la idea que el paisaje que sus ojos contemplan produce en lo profundo se su alma de poeta. Por esto en la poesía Lizardiana -que por su originalidad podemos así denominarla-, el ropaje exterior de los versos es algo accidental. Lo substancial, y por ende, el mérito principal de su labor literaria estriba en la idea poética, en la pasión, en el sentimiento y en el colorido sobrio pero brillante con el que sabe revestir los más profundos pensamientos y expresar artísticamente los más hondos sentires. Por esta razón y por nuestra vergonzosa ignorancia del Euskera, no es fácil llegar a paladear esta rica miel poética sin esfuerzo ni trabajo. Es menester que el lector se reconcentre en sí mismo y lea pausadamente, en callada meditación, cada uno de los versos imitando en esta labor el beber de la gallina, como gráfica y acertadamente nos recomienda Orixe en el juicio crítico que precede a la obra poética. Solamente así podrán juzgarse en todo su valor objetivo, el mérito literario de estas poesías, y el formidable avance que suponen en orden a la rehabilitación literaria de nuestra vilipendiada lengua racial.

Azken kritikak

Poesia kaiera
Forugh Farrokhzad

Ibai Atutxa Ordeñana

Poesia kaiera
June Jordan

Aiora Sampedro

Gaitzaren loreak
Charles Baudelaire

Joannes Jauregi

Poesia kaiera
Forugh Farrokhzad

Igor Estankona

Poesia kaiera
Forugh Farrokhzad

Irati Majuelo

Hormako paper horia
Charlotte Perkins-Gilman

Amaia Alvarez Uria

Gaitzaren loreak
Charles Baudelaire

Javier Rojo

Poesia kaiera
June Jordan

Igor Estankona

Nobela errealista bat
Joxean Agirre

Joannes Jauregi

Moio - Gordetzea ezinezkoa zen
Kattalin Miner

Aiora Sampedro

Den-dena nahi dugu
Nanni Balestrini

Ibon Egaña

Erbesteko elurra
Felipe Juaristi

Javier Rojo

Lurra eta dardara
Askoren artean

Irati Majuelo

Miren eta erromantizismoa
Ramon Saizarbitoria

Imanol Mercero

Artxiboa

Maiatza 2020

Apirila 2020

Martxoa 2020

Otsaila 2020

Urtarrila 2020

Abendua 2019

Azaroa 2019

Urria 2019

Iraila 2019

Abuztua 2019

Uztaila 2019

Ekaina 2019

Hedabideak